Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

domingo, 23 de julio de 2017

EL RUABE DEL BOZO, VIGILANTE DEL GR-11...





Ruabe del Bozo


Fue una de mis primeras ascensiones cuando llegue a esta zona, allá a finales de los años 70 y me enamoré del recorrido. Claro eran otros tiempos y hacíamos montaña de otras maneras...pero aún hoy en día y a pesar de que la zona ha cambiado bastante, el recorrido, en muchas de sus partes todavía conserva su originaria soledad y la belleza de su entorno. En aquellos tiempos no sabíamos nada de las ampliaciones de la Estación de esquí de Candanchú, ni del recorrido de Loma Verde y los que nos atrevíamos a pasar en invierno con esquíes por la Cueva del Contrabandista lo hacíamos a pelo, sin redes de protección, balizas ni señalizaciones. Tampoco existían jalonamientos en el itinerario, ni disponíamos de gps cuando la traidora niebla que venia del Gave d'Aspe en Francia, se nos colaba por el Bosque de las Hayas y el Coll de Causiat y nos hacia pasar mas de un apuro.

 Paso del Nazapal con las Llanas

Pero los tiempos cambian, nuevos planos y publicaciones recogen y divulgan los viejos itinerarios, las personas y materiales evolucionan haciendo mas seguro la practica del montañismo y donde antes apenas encontrábamos sarrios y alguna marmota, ahora nos cruzamos con grupos de excursionistas y algún solitario haciendo travesía. Este recorrido es uno de los que he podido observar en la zona, que ha sufrido un cambio mas grande en su itinerario...y todo ello desde que se ha modificado el trazado del GR-11, suprimiendo el antiguo que estaba trazado  por Estanés- Bosque de las Hayas, Chorrota (tocaba territorio francés) y Coll de Causiat para llegar a Candanchú y rehaciedolo por.. Lizara, Napazal, collado del Bozo, barranco de Igüer, foyas de Aragüés, balcón de Esper, Esper, Loma Verde, collado de Tuca Blanca, paso del Pastor, Candanchú.


Todo esto ha traído una mayor señalización del itinerario, balizamientos con pintura y postes indicadores ( en algunas zonas, excesivamente...a mi opinión) y acondicionamiento con sirgas y anclajes de pasos un poco expuestos. Todo lo anterior conlleva a que en esta antigua ruta , solitaria, salvaje  y desconocida para muchos, hoy podamos constatar, que ha perdido un poco su primitivo "encanto" de itinerario solitario y para " coleccionistas"...
He decidido rememorar viejas vivencias y compartir con  Eli esta ascensión a esta poco frecuentada cima y con los dedos cruzados para que el día no sea igual de calurosos que los anteriores, nos dirigimos a la estación de esquí de Candanchú, donde aparcamos nuestro vehículo en el parquing de Pista Grande.



Hay pocos coches y la gente que vemos que comienzan a caminar lo hacen con dirección hacia Tortiellas, casi seguro que hacia el Aspe...que es lo que toca hacer en esta zona y en verano.
Nosotros después de prepararnos, comenzamos nuestro periplo por la zona de  pistas, Pista Grande y atravesando la de esquí de fondo vamos ganando altura hacia Loma Verde o también llamada los Lomeros de Esper. Superamos el paso colgado de el Cancinar, por la Cueva del Contrabandista, lugar donde podemos refrescarnos en una pequeña filtración de agua canalizada de la roca que sirve de techo. Un oasis de frescor y sombra que agradeceremos a la vuelta.

 Cueva del Contrabandista


Una vez superado el paso, que en verano carece de dificultad, y atravesada un pequeña zona kárstica, vamos ganando altura por la zona de Loma Verde en busca del Cubilar de Aspe.



 Le Gave d'Aspe

La difuminada senda, va bordeando todo el farallón vertical que contiene el Bosque de las Hayas en el Gave de Aspe. A nuestros pies intuimos el Paso de la Chorrota, desagüe natural del Circo de Aspe.
A unos 2000 m de altitud y con el Paso de la Graganta de Aspe ( o Collado Occidental del Aspe) al fondo, comenzamos a perder altura y nos dirigimos hacia el fondo del valle. Sobre nosotos tenemos  las dos Llanas o Puntas Planas, la del Bozo y la de la Garganta y entre las dos, el Paso de Nazapal o Brecha Wallon, con sus dos corredores, defendidos por fuertes canchales.



Si nos fijamos , a la derecha de la Punta Plana del Bozo , vemos un gran collado, es el Puerto de Aisa, que comunica con la Foya de Aragües, el Collado del Bozo y el Valle de Aisa.
Para acceder al puerto, observamos una desdibujada vira, que recorre el borde de un pegamiento anticlinal que defiende el paso, yo desde siempre lo he conocido por el Paso de la Oreja y desde lejos tiene pinta de poco accesible, con un  poco de precaución y conocimiento del terreno carece de grandes dificultades.
Una vez en el fondo del Cubilar, observo con sorpresa la profusión de señales blancas y rojas de GR...sabia que hace muchos años, alguna variante del GR-11 pasaba por la zona e incluso por el Paso de Nazapal, pero era muy poco frecuente que alguien las realizara...pero esto esta muy marcado y la pintura no es de hace mucho tiempo...
Bueno continuamos y vemos que las marcas y nosotros llevamos la misma dirección...hacia la Oreja.
Paramos a tomar un bocado y sentimos voces y al mirar hacia arriba, veo que un numeroso grupo desciende por el Paso...jodó¡¡¡ como ha cambiado este itinerario. Y además el grupo de franceses, van de travesía, o al menos así lo demuestran sus mochilas cargadas con esterillas y tiendas...

Puerto de Aisa y Ruabe del Bozo por debajo el paso de la Oreja


 Detalle del Paso de la Oreja

Bueno, una vez repuestas la fuerzas, comenzamos la subida hacia la famosa Oreja...es imposible errar el paso, cada cinco metros marca de gr y de tanto en tanto, porte indicador con señalización. La zona mas expuesta de la vira, está protegida por una larga sirga de varios tramos y anclada a la roca con químicos...pienso y mi mente se va a mi amigo Mariano, compañero de aventuras y montañas en esta zona, cuando los dos comenzabamos a conocer estas rutas y ascensiones...como anécdota le cuento a Eli, que una vez buscando el paso y balizando el recorrido, en este punto y durante una parada para reponer fuerzas, se le rodó un melón que llevaba en la mochila y que tuvo los santos ....cataplines... de bajar a recuperar...lo que pudo, claro...de verdad que eran otros tiempos.

 Foyas de Aragües
Superada la Oreja, solo nos falta alcanzar el Puerto, esta vez siguiendo la marcas que adornan la ruta.
En el Puerto de Aisa, delante de nosotros, se nos abre el paisaje y aparecen las Foyas de Aragües , depresión kárstica que con forma de cubeta, cubre la zona...por allí de pierde el GR-11, en busca del Collado del Bozo y el Refugio de Lizara.


 Piramide somital del Ruabe

Nosotros giramos hacia el N.O y ya fuera de sendero y sin marcas ni mojones, faldeamos el Ruabe del Bozo, que se yergue 150 m por encima de nuestras cabezas. Vamos buscando un terreno mas fácil, a fin de ganar los metros finales. Con una larga diagonal accedemos a la cresta que viene del Puntal de Labata y nos hace mas cómodo el acceso a la cumbre.



 Aspe, Llana de la Gargante y Llana del Bozo


 Aspe y Cubilar de Aspe

Desde lo alto del Ruabe, la vista es magnifica. El Aspe y sus hermanas menores las Llanas , las tenemos casi a tocar de la mano. Hacia el oeste, los Picos de Bernera, Bisaurín, Castillo de Acher y todas las cumbres de Oza, Linza y Belagua. Vemos la Mesa de los Tres Reyes , que dos dias antes habíamos pisado. Y hacia el Este, a nuestros pies, el Gave de Aspe, Candanchú y al fondo Astún, con la omnipresencia del Midi d'Ossau presidiendo la zona...mas a lo lejos, los primeros tresmiles del Pirineo, con el Balaitús y Vignemale como jefes de todos ellos...todo un lujo para nuestros ojos...un largo rato para disfrutar.

 Candanchu y Pirineo Central

 Midi d'Osseau

 Anayet

 Llana de la Garganta

 a la derecha Llana del Bozo

 Bisaurin

 Mesa de los Tres Reyes
Después de un rato viviendo nuestras montañas, tomamos el camino de vuelta, por el mismo itinerario que hemos traído. En el fondo del Cubilar, observo que el GR-11. toma la dirección hacia el Paso de la Tuca Blanca. En la zona de Esper, abandonamos el GR y nos dirigimos hacia el Calcinar y la Cueva del Contrabandista. Si no se conoce el paso, es fácil perder la orientación de la senda, ya que en la zona kárstica , si no se está atento, podemos saltarnos algún mojón y dar alguna vuelta que otra, hasta encontrar el paso en medio del cortado. Es lo que le paso al grupo de franceses que vimos, que no encontraban el paso y estaban dando vueltas...solo tuvieron que seguirnos...




Una parada para refrescarnos en la Cueva y en media hora en el aparcamiento de Candanchú.
Una bonita ruta y un precioso paisaje...os lo recomiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario