Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

martes, 25 de abril de 2017

Kirguistán 2017. Esquí de montaña en la Cordillera del Tien Shan. III. El viaje.

El viaje…



Son las 12,30 horas y volamos con destino a Estambul donde tenemos un enlace y estaremos unas 3 horas y media para coger el vuelo hacia Bishkek.











El trayecto de más de 5 horas no se me hace pesado, aprovecho para dormir un poco y recuperarme de la pasado noche del “loro” en el bus de Barcelona. También da para “tragarme” una película (es lo más socorrido en estos menesteres) y me atrevo con… El Renacido del Leonardo di Caprio.
…hemos aterrizado en Estambul. El aeropuerto es de mucho tránsito y como no es cuestión de dar vueltas, establecemos nuestro “cuartel general” en la terraza de un bar, donde con una cerveza, pasamos el tiempo. Recordamos nuestra aventura de hace tres años en el Kazbeck de Georgia, aprovechamos la vuelta y estuvimos un par de días en esta ciudad .

También repasamos nuestras actividades invernales de este año y comenzamos a hacer tímidas propuestas para la próxima temporada, ja,ja,ja… no acabamos de comenzar la de este año y ya pensamos en la próxima….



Embarcamos…, zona las 22,15 h y nos enfrentamos a otra dura noche de viaje, que para muchos de nosotros será …nuestra segunda noche.
Otras tantas 5 horas que van a dar para mucho…
Después de cenar y harto de dar “cabezazos” me atrevo con una segunda película…esta vez toca una del oeste…Los Siete Magníficos…no me acuerdo casi de ella, entre las cabezadas y el duermevela pasan las horas…tendré que volver a verla.
Está amaneciendo, por la ventanilla se van disipando las penumbras y nos acercamos al aeropuerto. Todo está blanco, casas, carreteras, aeropuerto…aterrizamos en un aeropuerto cubierto de nieve…se encienden las luces y tomamos tierra con suavidad.



Ahora viene uno de los momentos críticos con los que nos enfrentamos cuando realizamos un viaje de estas características llevando equipo y esquís…cruzamos los dedos y esperemos que todo haya llegado.
Una vez más la suerte nos sonríe y todos tenemos nuestro equipaje y equipo sin novedad.
Tampoco hemos tenido contratiempos en el control de entrada al país. Los policías kirguistanos, imponen respeto ,  no son pequeños de envergadura y ataviados con esos enormes gorros de plato parecen una gruesa chincheta de color azul marino.
Por suerte a los turistas no nos miran mucho o nada el equipaje…teníamos  que pusieran pegas por el material “informático y comunicaciones “ que siempre nos acompañan en nuestras aventuras. A Javier y Nacho, los responsables del mismo, siempre se les pone un poco “el fistro estrecho” cuando pasamos un control. Otros temíamos mas por los productos regionales en forma de jamón, chorizo, queso, longaniza…que nos hacen más agradable la actividad y nos alegran los momentos de descanso.
En la salida nos espera Ricard Tomás, un barcelonés afincado en el país y propietario de Afatravel (Asia for Adventure) empresa de turismo y aventura que no proporcionará la logística, alojamiento y transporte en nuestra actividad.
Ricard, lleva ya bastantes años en el país y es un empresario que posee distintos negocios e inversiones en esta zona.
Después de los saludos de rigor salimos del aeropuerto y vamos en busca de nuestro vehículo y conductor que será el mismo durante nuestra estancia en el país.




A un lado una furgoneta Mercedes con su conductor Aleix…al otro lado 12 cansados viajeros con un bolsón, una mochila y una funda con esquís…esta película ya la conocemos. Perece un “déjà vu” … empezamos la carga. Con la experiencia que tenemos y también con la ayuda del vehículo de Ricard, conseguimos que todo el equipo y material entrara y dejara sitio suficiente para los 12 ocupantes…esta será nuestra lucha diaria.










Ocupo el asiento delantero de la furgoneta con mi tocayo Antonio H y Aleix, que será nuestro conductor durante los desplazamientos. Es el lugar donde he pasado más miedo en el tiempo que ha durado la expedición. Aquí se fraguó la expresión…” ay…ay…ay” que también se aprendió Alik (creo que una de las pocas en castellano) y que se oía en la parte delantera del vehículo en algunas situaciones vividas en las carreteras kirguisas…y enfilamos la avenida que nos conducirá hasta Bishkek, la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario