Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

lunes, 24 de agosto de 2009

Rincones del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac



Track de la ruta


























Cada vez me gusta mas este bonito Parque Natural, desde el primer día que lo visité algo especial me impregnó de su magia y su belleza.... ¿ será porque desde la terraza de casa vemos cada día salir el sol por la cumbre del Montcau...?, bueno la verdad es que fueron los primeros parajes que visité ( a parte de Montserrat... poca broma ..eh.¡¡¡¡) cuando conocí a Eli y empecé a visitar esta maravillosa tierra del Bages. He tardado en recorrerlo a pié y comienzo a vislumbrar la cantidad de rincones curiosos, cuevas, fuentes, sendas poco frecuentadas y una única flora y fauna que alberga. Y aunque en los lugares emblemáticos y mas concurridos de este Parque Natural siempre encuentras gente, solo tienes que desviarte un poco del camino principal, adentrarte en alguna estrecha senda poco definida o trepar un turó o roca para poder disfrutar de la mas cautivadora soledad. Estos parajes muchas veces son complicados de recorrer para lo cual el buen uso del plano y la brújula y unos conocimientos básicos de orientación y navegación no nos deben faltar en " nuestra mochila" . Por el contrario la variedad de itinerarios fáciles y bien balizados que podemos recorrer y disfrutar forman una extensa red a través de todo este Parque.
El sábado después de saborear de una bonita noche en la cumbre del Montcau, teniendo como techo las estrellas y de contemplar un maravilloso amanecer en compañía de Eli, decidimos visitar uno de esos lugares curiosos que guarda celosamente este Parque. Se trata del Hospital de Sang, extraño paraje que se esconde bajo un techo natural, que sirvió de hospital de heridos en las Guerras Carlistas del pasado siglo XIX.

El camino sale del Coll d'Estenalles, marcado como GR-5, y en su primera parte carece de complicaciones , se dirige a la Ermita de San Jaume de la que pasa muy cerca y después toma dirección oeste para seguir la Carena de la Castanyera hacia el Coll de Boix. Desde este lugar podríamos ir directamente a nuestro destino tomando una senda que sale del collado en dirección oeste y que nos lleva a una pista forestal que sin abandonarla nos acerca a la Carena de la Fosca , lugar donde se esconde el Hospital de Sang.

Nosotros decidimos tomar un sendero poco definido que sale del colladito ( marcado en el plano de la Guía Alpina como 877 ) en dirección S.O. Esta estrecha y vestida senda nos conduce al Coll de Tanca ( 825 m) donde tomaremos dirección N por el sendero que baja con fuertes lazadas hacia un largo flanqueo por debajo paredones de conglomerado. Mas adelante visitamos la Cova del Recó Gran de Matarodona ( en la guía pone Cova d'en Tinet ), lugar curioso que fue utilizado como albergue temporal y se encuentra en buen estado. Seguimos flanqueando en dirección N y el sendero nos conduce a una estrecha y pendiente pista que seguimos en ascenso hasta que de un recodo sale a la izquierda una caminito marcado con una fita , si lo seguimos y no perdemos las marcas borrosas amarillas y azules, nos conducirá a un rincón escondido entre grandes bloques de conglomerado y con espesa vegetación, aquí se encuentra el Hospital de Sang. También podemos ir a este paraje sin tomar el anterior desvío y siguiendo la pista hasta que cambia la pendiente , aquí observamos a nuestra izquierda otro cruce de senda. Caminamos por el pequeño lomo y nos encaramamos a la cota 825 m , punto mas alto de la carena , esta itinerario está marcado a la izquierda a modo de camino por numerosas fitas .Desde la cumbre y por terreno poco definido tendremos que buscar en dirección S la senda con marcas amarillas y azules que nos lleva al Hospital. El regreso lo hacemos tomando la pista anteriormente mencionada en dirección N y que cuando se acerca a las inmediaciones del Coll de Boix abandonamos por un sendero a la derecha, en pocos metros nos conduce al collado. Si seguimos la pista , mas adelante se junta con el GR-5 que seguiremos de vuelta. Ya solo nos resta volver al aparcamiento de Coll d'Estenalles por el GR que trajimos de ida.
Fueron 4 horas de caminar por unos parajes agrestes y sendas poco frecuentadas, tirar de plano, perder la senda y volver a encontrarla, admirar la escultura de las piedras, observar las tonalidades de verde de la frondosa vegetación, descubrir nuevos parajes hasta ahora ignorados para nosotros .............. de disfrutar de la montaña.


Hasta pronto montaña de Sant Llorenç..........







2 comentarios:

  1. hola soy toni , vivo en el pont de vilomara. y soy un amante de esa zona que conozco al dedillo, me encanta tus fotos y explicaciones gracias

    ResponderEliminar
  2. Antonio, demà anem a preparar la de senders de gener...i ens emportem la teva resenya...ens va encantar!
    Gemma

    ResponderEliminar