Fitas en el Abra Salkantay a 4.600 m ( Andes-Perú )

domingo, 5 de septiembre de 2010

La Senda de Camille VI

6º ETAPA

9 DE JULIO DE 2010


REFUGIO DE LINZA-REFUGIO DE GABARDITO

Desnivel positivo: 1640 m

Desnivel negativo: 1600 m

Distancia: 22,8 km

Horario: 10 horas



Salimos antes de que las primeras luces del alba iluminen el valle, por la pista que se dirige hacia el camping de Zuriza. Solo se ven las luces de nuestros frontales que rasgan las primeras luces. Vamos con buen paso, la pista se hace pesada y aburrida y tenemos ganas de coger el sendero que se encarama al Paso de Taxeras y cruza la Sierra d’Alano. Hoy la jornada es larga y muy dura y se prevé que las temperaturas alcancen la máxima de la semana, de ahí nuestra prisa en salir muy tempranito. Llegamos a la altura del camping cuando ya ha amanecido, la tranquilidad de la zona es total, ni coches, ni ruidos… nadie, solo nosotros.





Cogemos el desvío a la izquierda, la pista se dirige hacia Taxeras y Estriviella, cuando cruza el Barranco de Petraficha dejamos el desvío del GR11 a la izquierda y seguimos unos metros por la pista. Nada más pasar el vado, a la izquierda de la pista tenemos una fuente en la cual repostamos agua, es el único punto de agua con cierta garantía que existe hasta casi llegar a la carretera que sube hacia la Boca del Infierno.

 En la misma fuente en una piedra volvemos a ver “la marca de la Senda”, la huella azul de una zarpa de oso, nos alegra verla de nuevo, hace ya muchas “millas” que no la observábamos, a partir de ahora se alternará con puntos azules que nos guiarán hacia el refugio de Gabardito. Remontamos la pendiente por la senda que acorta las lazadas de la pista hasta llegar a unas granjas a los pies de la Sierra D’Alano y debajo del Paso de Taxeras. El camino zigzaguea buscando la embocadura de este paso natural entre la muralla rocosa de la sierra. Una vez superada una zona de bloques de piedra nos adentramos en el valle suspendido que existe detrás de esta sierra, miramos atrás y nos despedimos del Valle de Zuriza y de sus cumbres, adiós Petrechema, Mesa de los Tres Reyes, Acherito,Chinebral,Anzotiello, Quimboas y Petraficha os visitaremos en otra ocasión.







Cruzamos el valle suspendido en busca de su salida y el Estrecho de a Ralla, a nuestra izquierda dejamos una pequeña cabaña de madera a modo de refugio y sobre ella las cumbres del Peñaforca y la Punta del Rincón d’Alano.



Comenzamos la abrupta bajada por el estrecho, la roca va dejando paso a la vegetación y al fondo se aprecia la salida de la Val d’Espetal, cuya parte alta estamos recorriendo. Una pareja que vimos ayer en el refugio nos adelanta y se pierde entre las curvas de la senda, vaya ritmo que llevan... que máquinas. Luego nos enteraremos que nos han sacado casi dos horas en el recorrido… ¡. Un pequeño alto para comer y beber algo nos permite observar este tramo de recorrido caracterizado por paredes rocosas, una vegetación frondosa que cubre este estrecho desfiladero y una gran masa forestal al fondo del valle.





Salimos del estrecho cuando nos encontramos el refugio de Reclusa y el comienzo de una pista que recorre este valle en busca de la población de Siresa. Seguimos por la pista y a unos 400 m aproximadamente, a nuestra izquierda, arranca el PR HU-22 que a través del bosque de Lo Furno, atraviesa la Sierra de los Cuellos de Lenito y por el Collado de Lenito Baxo nos permitirá bajar a la carretera que remonta el Valle de Hecho hacia la Selva de Oza.





El hayedo que recorremos es espectacular, un bosque de frondosas y altas hayas tamizan la luz y forman tenues juegos de luces y sombras. El suelo, tapizado de hojarasca de las hayas contribuye con sus tonalidades marronaceas a dar mayor aire de misterio y magia a este rincón del Valle de Hecho. En algún claro, a los pies de la muralla de Peñaforca, se observan las cicatrices que han dejado las avalanchas de este pasado invierno, multitud de hayas y pinos enmarañados y amontonados dan fe de la fuerza imparable de la nieve. La senda también ha sufrido los embates de las avalanchas y su rastro se pierde entre la maraña de pinos y árboles caídos.

Unos últimos zigzag y una larga diagonal hacia la izquierda nos depositan en los prados altos del Collado de Lenito Baxo.A nuestros pies y 775 metros de desnivel negativos vemos la carretera que sube a Oza y que tendremos que cruzar para iniciar la subida al Refugio de Gabardito, situado unos 500 m más arriba……lo vemos a lo lejos y tragamos saliva pensando en los que todavía nos espera… es una señora etapa reina… ¡.



Mientras yo calculo con el plano lo que nos queda y hago unas fotos del lugar, Eli y Rosa se adelantan y cuando alzo la mirada las veo senda arriba en busca de…..el Collado de Lenito a los pies de Peñaforca ¡¡¡¡ Eh¡¡¡¡¡….Ehhhh…. ¡ que tenemos que ir para abajo, no para arriba ¡, tan entretenidas en us conversación iban que no se han dado cuenta que subían en vez de bajar…. Ya les vale¡¡¡¡. Como dice Rosa… ¡Estén fortas del cagar¡( algo así como estamos fuertes de coj…nes ).





 
La bajada del collado se hace eterna y pesada, dejamos atrás la borda Chiburro y la senda se convierte en una especie de trocha maderera sembrada de piedras que hacen que nuestros recocidos pies protesten dolorosamente. Unos metros más abajo encontramos las marcas blancas y amarillas del PR que abandonan esta trocha infernal y que seguimos dando un respiro a nuestros maltratados pies. El PR. juega con la pista y se asoma a ella en algún momento, pero hace que el recorrido sea más agradable. En una revuelta de la senda y en un lugar umbrío nos encontramos con un manantial de agua que ofrece una buena garantía de potabilidad, cogemos agua para la calurosa subida que nos espera, echamos un trago y seguimos en busca de la carretera.

La senda cruza el asfalto cerca de unas granjas, pero no encontramos el paso entre la maleza y las cerca y las señales no están claras, ya que han quitado algunas de sus postes, suponemos que han sido los propietarios de la instalación ganadera. Damos un par de vueltas y decidimos abrir una valla de madera hecha con palés y seguir por allí. Bingo.¡¡, salimos a la carretera por el sitio adecuado, a nuestras espaldas ladran unos perros y una persona sale de la casa a investigar con cara de pocos amigos. Nosotros ignoramos a los perros y al dueño y seguimos hacia el asfalto. El derecho de paso nos asiste, además la senda no pasa por la propiedad, aunque hayan cerrado el camino.

Cruzamos la carretera y nuestros pies se quejan al contacto con el duro asfalto, nos gustaría refrescarlos pero ir hacia el río no haría dar un rodeo y caminar un trozo. Tenemos calor, un poco de gana y queremos llegar ya al coche.



Seguimos la pista asfaltada que trepa hacia Gabardito y a nuestra izquierda se desvía el GR 11.1 que entre las zetas de la pista busca la llanada del refugio, lo seguimos y en una sobra hacemos una parada para darles una tregua a nuestros maltrechos pies y reponer fuerzas. Un grupo de scouts que tienen el campamento un poco más arriba, viene de darse un baño en el río y suben penosamente por la senda que en este tramo toma bastante pendiente.

Nos queda un poco menos de una hora y habremos llegado al punto final de nuestro recorrido circular por estas tierras del Pirineo Aragonés y Francés.

Nos cuesta ponernos en marcha pero con buen ánimo nos vamos comiendo los últimos metros de desnivel que nos separan del último sello en la cartilla de la Senda de Camille y que acredita la realización completa del recorrido.

Intuimos el final de etapa y aún nos quedan fuerzas para “ coronar” con buen ritmo el último “puerto puntuable “, de la etapa. Los tres al unísono llegamos a las puertas del refugio y sin quitarnos las mochilas, nos fundimos en un alegre abrazo . Estamos alegres y satisfechos, hemos culminado esta última y dura etapa en apenas diez horas con altos incluidos oigo de nuevos eso de “ estem fortes del cagarrr “ ,….. Si Rosa … sí que estáis fuertes y lo habéis demostrado día a día¡¡¡.

Eli me mira y con cara triste me viene a decir que le gustaría que no se acabara el recorrido…………¡. Luego una sonrisa de las suyas me confirma su alegría y satisfacción, es un cielo…¡¡¡.

Sellamos el carnet, nos tomamos una cerveza , comemos algo , nos aseamos y cambiamos de ropa. Esto es otra cosa…., bueno se nos ha acabado la Senda, recordamos el momento de la salida hace ya seis días, las ganas, ilusiones, expectativas y alegría con las que comenzamos este recorrido. Todo lo que esperábamos encontrar en estos seis días de convivencia y vivencias se han cumplido con creces, un recorrido espléndido, un tiempo muy bueno, unos paisajes imponentes, un buen trato en los refugio, una compañía inmejorable y una experiencia que nunca olvidaremos.

Gracias Eli.., Gracias Rosa … por compartir conmigo estos días tan bonitos, con vosotras se puede ir al…., fin del mundo¡¡¡.



P.D. No hemos visto a Camille, pero habiendo conocido sus hábitat, pedimos de corazón la protección de esta especie y el respeto y conservación de la naturaleza y paisaje de esta zona del Pirineo que acoge a la última población autóctona de oso pirenaico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario